lunes, 24 de abril de 2017

LAS MUJERES Y LA AUTOESTIMA


LAS MUJERES Y LA AUTOESTIMA 

Las mujeres somos socializadas con déficit en nuestra autoestima. El modelo tradicional femenino que relega a las mujeres al espacio privado, al cuidado de otras personas, a la pasividad, a la sumisión, a la labilidad emocional, ...genera que la identidad de las mujeres se desarrolle minusvalorada.
Mientras el "yo" de los hombres se constituye en centro de sus vidas, el "yo"de las mujeres se ve relegado a un segundo plano para ser ocupada la centralidad por los/as otros/as.
Las mujeres somos "seres para otros" (nos ocupamos vitalmente  de las necesidades de las personas
que nos rodean y pasamos las nuestras a un segundo plano, nuestro cuerpo es objeto y no sujeto, etc..), somos seres de otros.
Somos propiedad de..hijos, maridos, amantes, padres, se es "hija de..", "esposa de..", "madre de.." y la identidad propia acaba anulada. Y somos "seres a través de otros", (nos realizamos a través de logros de otras personas, ejemplo: Mi marido es un brillante abogado, mi hija es una magnífica ingeniera, ...sin embargo ¿donde están nuestras nuestras realizaciones personales?
Resulta vital que las mujeres se construyan como "seres para sí mismas", autónomas, independientes, libres..lo que nos va a posibilitar  mayores logros personales y profesionales, mayor seguridad, mayores estrategias de defensa ante agresiones,..
No debe confundirse la autoestima con el estado de ánimo. Éste ultimo puede sufrir variaciones, pero la autoestima es algo más estable, más firme. 
La autoestima viene a ser el conjunto de pensamientos, creencias, mitos , afectos, sobre el YO.
Es decir como me pienso y como me siento en relación a mí misma. Y la autoestima que duda cabe se construye en relación con múltiples factores.
La autoestima de las mujeres tiene que ver con:
- la edad.
- la procedencia geográfica.
- la etnia.
- el nivel socio económico.
- la salud.
- la cultura.
- las creencias religiosas.
- otras.
- y evidentemente con el GÉNERO.
La autoestima en mujeres y en hombres es una construcción de género.
Y como es una construcción social y cultural se puede de construir y recrear y reivindicar nuevos modos de ser mujer, nuevas identidades que nos permitan ser felices en libertad.


NOMBRAR


























EL LENGUAJE LO DICE TÓDO






























domingo, 16 de abril de 2017